Ir al contenido principal

Despido por usar internet en el trabajo

Si necesitas ponerte en contacto con un abogado laboralista, puedes llamarme al teléfono 662061250.

En una sociedad cada vez más informatizada, en la cual los trabajadores ocupan cada día más puestos de trabajo dotados con equipos informáticos, dispositivos móviles, etc, adquiere una especial relevancia, conocer los límites de uso que se le dan a estos aparatos, especialmente, para fines personales en horario laboral.

El uso de equipos informáticos para uso personal puede perjudicar a la empresa, tanto en lo que se refiere a la productividad que se espera del trabajador, como en lo que ser refiere a la protección del patrimonio propiedad empresarial. Motivo por el cual, el uso de estos equipos, está limitado o prohibido para fines personales del trabajador, aunque siempre con ciertos matices.

Dependiendo del uso que el trabajador haga de los equipos informáticos, podría suponerle una sanción: amonestación, suspensión de empleo y sueldo o incluso el despido disciplinario. Sin embargo, no toda conducta del trabajador es sancionable; veamos a continuación cuales son los matices a tener en cuenta en esta materia.


Comunicación escrita que prohíbe el uso personal de los equipos de la empresa.

Pero no cualquier uso personal de los equipos informáticos, puede justificar la sanción disciplinaria automática (despido en el peor de los casos) del trabajador. La empresa debe informar de forma expresa al trabajador y mediante escrito, sobre la prohibición de uso de los equipos informáticos para uso personal. Esta comunicación es muy importante, por cuanto, contravenirla supone una falta de desobediencia.

Esta comunicación escrita es importante, a los efectos de legitimar el registro de los equipos utilizados por el trabajador. Los registros sin preaviso justificado al trabajador, podrían vulnerar los derechos de dignidad e intimidad del mismo. Especialmente, cuando se diese este supuesto, el registro llevado a cabo por la empresa, no supondría una prueba valida en un Juzgado de lo Social. Se trata de un punto bastante controvertido, por lo cual las empresas se guardan las espaldas mediante comunicaciones previas.

El perjuicio ocasionado a la empresa debe ser grave, para ser meritorio del despido disciplinario

Igualmente, la empresa debe acreditar el perjuicio sufrido por el mal uso de los equipos informáticos, realizado por el trabajador. 

Es legítimo, que la empresa espere del trabajador una productividad acorde a la confianza que tiene depositada en éste, sin embargo, dicha productividad quiebra cuando el trabajador pierde un valioso tiempo de su jornada laboral revisando sus redes sociales, correo electrónico personal, chateando, etc. Es evidente que un trabajador que pasa 2 horas de su jornada diaria navegando por internet, está causando un importante perjuicio a la empresa, por dejadez de sus funciones, y por no cumplir las expectativas que la empresa tiene puestas en él. Sin embargo, las micropausas o microdescansos, están permitidos, y podría resultar desproporcionado un despido disciplinario del trabajador por entrar 10 minutos en sus redes sociales.

Igualmente, el empresario, no tiene porque tolerar un uso que ponga en riesgo el estado de sus equipos informáticos, por ejemplo, la descarga de software o aplicaciones, la visita en páginas cuya seguridad no esté acreditada, etc., como páginas web de contenido erótico, o de contenido ilegal, como webs que ofrecen la descarga o visionado de películas o series pirateadas, así como cualquier otro tipo de páginas web que pueden descargar software malicioso en los equipos informáticos de la empresa. La navegación por este tipo de sitios web, sí es considerado un perjuicio para la empresa, y sí podría ser meritoria del despido disciplinario del trabajador.

Comentarios

Lo más leído

Despido después del permiso de maternidad o paternidad

 Abogado Laboralista en Castellón. Teléfono 662061250 Tanto la maternidad como la paternidad comportan permisos de 16 semanas (suspensión del contrato, que en términos coloquiales, se puede considerar como un descanso retribuido). De estas 16 semanas deben disfrutarse un mínimo obligatorio de 6 semanas tras el parto, adopción o resolución de guarda con fines de acogimiento. Las semanas restantes se podrán disfrutar de forma ininterrumpida durante los 12 meses posteriores al parto o adopción o resolución de guarda con fines de acogimiento. Este derecho puede disfrutarse incluso mientras se cobra el paro . Durante este periodo no se puede despedir a la trabajadora o trabajador que esté disfrutando del citado permiso. En el caso de mujeres embarazadas, no se las puede despedir ni durante el periodo de prueba ( novedad incorporada en 2019 ). Salvo que el despido esté justificado por alguna causa completamente ajena a la maternidad o paternidad. Es poco habitual que las empresas despidan a

¡Despedido por denunciar a la empresa!

Abogado Laboralista en Castellón. Telf: 662061250 La excesiva dependencia del trabajador en cuanto a su empresa, comporta en muchas ocasiones, que el trabajador no quiera reclamar sus derechos, por miedo a ser despedido.  Cuando un trabajador reclama sus derechos al empresario de forma amistosa y recibe el típico "si no te gusta te vas"  se plantea el famoso dilema: reclamar y poner en riesgo el puesto de trabajo o dejar perder los derechos que correspondan. Obviamente esta disyuntiva se resolverá dependiendo de las circunstancias del trabajador y de lo que pretenda reclamar. El trabajo precario puede ser una solución en momentos de necesidad, pero cuando se prolonga en el tiempo, la gente rechaza la precariedad como modo de vida. Es importante prosperar a nivel profesional, y si en una empresa no es posible, tal vez sea mejor buscar otra cosa. Los trabajadores que llevan tiempo sufriendo irregularidades en su trabajo, como cobrar menos salario del debido, no cobrar ni ve

Convenio Colectivo para la Hostelería en Castellón

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250 Si trabajas en el Sector de la Hostelería en la provincia de Castellón, probablemente sabrás que actualmente no existe un convenio colectivo vigente para el sector en nuestra provincia, aplicándose de forma subsidiaria el V Acuerdo Estatal para el sector de la hostelería  (el cual adjunto más abajo).  El  Convenio provincial para la hostelería en Castellón  (el cual adjunto más abajo), perdió su vigencia en el año 2011, aunque se acordó una prórroga hasta octubre de 2013, y actualmente no ha sido negociado por sindicatos y patronal, por lo que no se aplica a las nuevas relaciones laborales.  Durante años, según denunciaban los sindicatos, la patronal no quería siquiera sentarse a negociar , pues obviamente, la inexistencia de convenio colectivo les beneficia más que les perjudica. Parece que este pasado año 2021, ambas partes iniciaron las negociaciones, que llevaban buen rumbo hasta hace escasos días, cuando anunciaron que el