miércoles, 3 de agosto de 2016

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

El empresario puede cometer multitud de incumplimientos graves de distintas clases, desde el impago de salarios, hasta otras situaciones que podríamos encuadrar dentro de la explotación laboral. 

El trabajador no está obligado a soportar incumplimientos por parte de su empresa, en cuyo caso, tendría derecho a extinguir su contrato de trabajo con derecho a indemnización y a acceso a la prestación por desempleo (paro). 

Así por ejemplo, imaginemos casos en los que el empresario obliga al trabajador a realizar horas extraordinarias, por encima del límite legal, que además, no retribuye, y que por supuesto no cotiza. En algunas ocasiones, las largas jornadas de trabajo también pueden ocasionar que no se cumplan los descansos mínimos legales, lo cual también supone un incumplimiento. 

Los casos de acoso moral (mobbing) o acoso sexual en el ámbito del trabajo, también suponen un incumplimiento grave que abren la puerta a la extinción indemnizada del contrato, con derecho a paro. 

En general, supone un incumplimiento grave contra el trabajador, todo hecho que atente contra los derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador. Así por ejemplo, impedir al trabajador el disfrute de su libertad sindical, u obligarlo a afiliarse a determinado sindicato. 

Sin embargo, el trabajador no puede abandonar el trabajo por sí mismo, aunque se den los casos de incumplimiento citados. Si el trabajador abandona el trabajo sin más, alegando incumplimiento empresarial, sin que éste se haya demostrado y acordado judicialmente, podría incurrir en abandono voluntario de su puesto de trabajo, lo cual no le daría derecho a indemnización ni a paro.

A continuación vamos a explicar el proceso que debe seguir el trabajador para conseguir la extinción de su contrato con derecho a indemnización y paro.

Si deseas consultar a un abogado laboralista en Castellón, puedes ponerte en contacto conmigo a través del teléfono o el email que encontrarás repetidas veces en esta página.



Procedimiento para la extinción del contrato

La indemnización en estos casos, es la máxima; 45 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidad por la antigüedad acumulada hasta febrero de 2012, y 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 33 mensualidades por la antigüedad acumulada a partir de febrero de 2012. Todo ello sin perjuicio de que pueda reclamarse una indemnización adicional por los daños morales ocasionados. 

El trabajador no puede abandonar el trabajo hasta que se resuelva el conflicto, para lo cual debe someterse al proceso legal, sin perjuicio de que el juez acuerde medidas cautelares tendentes a evitar los perniciosos perjuicios del incumplimiento empresarial.

Algunas de estas medidas cautelares puede consistir en exonerar al trabajador de prestar servicios durante el proceso, manteniendo su derecho a sueldo, suspender la relación laboral, desplazar al trabajador de departamento o centro de trabajo, etc.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal