lunes, 7 de septiembre de 2015

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

Como abogado laboralista he sido testigo de la vulneración empresarial de todo tipo de derechos de los trabajadores: impagos de salario, acoso laboral, discriminación, denigración profesional, etc.

Ante una situación de este tipo, la relación laboral se torna insostenible para el trabajador ¿cómo seguir trabajando si el empresario no paga el salario al trabajador y éste no tiene dinero siquiera para el transporte a su puesto de trabajo?

Llegados a una situación de incumplimiento grave, el trabajador tiene derecho a solicitar la extinción de la relación laboral, con derecho a una indemnización equivalente a la del despido disciplinario (45/33 días de salario por año trabajado), y por descontado, derecho a cobrar la prestación por desempleo (paro).

El procedimiento para extinguir el contrato por incumplimiento grave del empresario, debe seguirse por la vía legal, es decir, mediante una demanda. Si el trabajador presenta su dimisión, perderá irrefutablemente su derecho a indemnización y a paro -aunque en su escrito de dimisión alegue que se ve forzado por los incumplimientos del empresario-. Por tanto, no queda más remedio que demandar y seguir la vía legal.

Con el buen asesoramiento de un abogado, muchas de estas demandas se solucionan rápidamente, pues la empresa es la primera perjudicada cuando el trabajador quiere dejar de trabajar; porque no es igual de productivo, se niega a obedecer órdenes ilegales, y si la situación le afecta a la salud -por ejemplo, un caso de acoso- coge una baja laboral.

Si la extinción laboral no se puede realizar de forma inmediata (por falta de voluntad de la empresa), y la situación es grave, el trabajador puede solicitar al juez que le exima de su obligación de seguir trabajando, cobrando igualmente el salario hasta el día del juicio.

En este artículo vamos a analizar los incumplimientos que pueden llevar al trabajador a 'marcharse del trabajo', es decir, a solicitar la extinción formal de su relación laboral.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en Castellón o Valencia, puedes ponerte en contacto conmigo a través de los datos que aparecen repetidamente en este blog.



A continuación vamos a ver algunas de las causas que dan derecho a la extinción del contrato de trabajo. Existen otras causas como la modificación de las condiciones de trabajo o el traslado del puesto de trabajo con cambio de residencia, que también permiten al trabajador extinguir su relación laboral, aunque con una indemnización más reducida. En este artículo nos centramos en incumplimientos empresariales de carácter grave.

Modificación de las condiciones de trabajo

Nos referimos a una modificación que lesiona la dignidad del trabajador. Muchas veces la modificación de las condiciones de trabajo forma parte del acoso laboral. Si el empresario quiere que el trabajador se vaya voluntariamente de la empresa (para no pagarle indemnización), puede acosarlo; y parte de ese acoso puede consistir en hacerle abandonar su oficina para barrer las escaleras o fregar el suelo (cuando esas no son las funciones para las que ha sido contratado). También puede sentar al trabajador en una silla y tenerle todo el día sin hacer nada.

En cualquier caso, cuando la modificación de las condiciones de trabajo es contraria a la dignidad del trabajador, éste puede solicitar la extinción de su contrato con derecho a la indemnización máxima (45/33 días de salario por año trabajado) y a cobrar el paro.

Retraso en el pago del salario

El trabajador tiene derecho a percibir su salario puntualmente en la fecha acordada en el contrato, o según la costumbre habitual de la empresa.

Los retrasos en el pago del salario (o el impago) ponen al trabajador en una situación difícil, pues las facturas y el alquiler de la casa no se pagan solos. Por dicho incumplimiento el trabajador puede solicitar la extinción de su contrato de trabajo.

Esta situación económica puede situar al trabajador en serias dificultades, de modo que ir a trabajar le suponga un gasto que no puede afrontar (desplazamientos, dietas, etc). En ese caso, el trabajador puede solicitar en la demanda judicial que se le exima de su obligación de ir a trabajar, cobrando el salario hasta el día del juicio.

Por supuesto, el trabajador también tiene derecho a reclamar los salarios impagados, todo en un solo juicio.

Otros incumplimientos

El Estatuto de los Trabajadores deja abierta la posibilidad de solicitar la extinción del contrato de trabajo por cualquier incumplimiento grave. Hay sentencias favorables al trabajador por:

- Falta de tutela en los riesgos laborales.
- Falta de ocupación efectiva.
- Acoso laboral o mobbing.
- Presiones de la empresa para que el trabajador no se afilie a un sindicato.
- Impago de prestaciones en caso de baja laboral del trabajador.
- Etc.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal