jueves, 23 de abril de 2015

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

Todos los días recibimos varias consultas de trabajadores que nos plantean multitud de inquietudes sobre las irregularidades que sufren y perjudican en su relación laboral. Dadas las circunstancias del mercado laboral actual, son muchos los trabajadores que sufren precariedad en sus empleos; bien por salarios bajos, por condiciones de trabajo irregulares, impagos de horas extra, pagos en negro, etc. Sin embargo, con pruebas todo se puede reclamar, y de hecho es de justicia que el trabajador cobre y tenga reconocidos los derechos que le corresponden.

Los trabajadores desconocen los procedimientos y necesitan un abogado que les asista y asesore para hacer efectivos sus derechos.

Otras veces los trabajadores renuncian plantear cualquier reclamación laboral por ser sus derechos de escasa cuantía. A este respecto deciros que nosotros ajustamos nuestros honorarios al calado del asunto. No es posible que salga más caro el arroz que el pollo, (o dicho de otra forma, no es posible que salga más caro abogado, que los derechos laborales que se reclaman). Puedes leer este artículo sobre pequeñas reclamaciones.

Lo positivo que tiene contratar a un abogado es que muchas veces, el trabajador no conoce sus derechos, y por tanto no puede reclamarlos. Si estás cobrando menos que lo marcado por Convenio Colectivo, si no sabes calcular tu indemnización por despido, si no sabes que el impago de salarios se reclama con un 10% de intereses por mora, etc. Muchas veces los trabajadores no contratan a un abogado por los costes que supone, sin embargo, una vez descontados los honorarios, saldrían ganando dinero.

Lo bueno de contratar a un abogado es que tendrás muchas más opciones de hacer valer tus derechos que sin abogado y obtener rentabilidad, que si lo dejas correr todo.

Nuestro despacho siempre se adapta a las necesidades del trabajador. Cobramos en porcentaje (10%+IVA, normalmente, dependiendo del caso) y solo si el cliente ve satisfechos sus intereses, es decir, nos asociamos con nuestro cliente, y asociamos su suerte a nuestra suerte. Eso sí, siempre habrá que pagar una cantidad mínima de 350.-€ ó 400.-€ + IVA, independientemente del resultado del proceso. Es decir, si reclamamos 2.000.-€, aunque el 10% de los honorarios resulten 200.-€, el cliente tiene que pagar el mínimo de 400.-€+IVA, de otro modo, no sale rentable iniciar un proceso judicial que comporta meses de trabajo y complicaciones varias.

Si has visto perjudicados tus intereses laborales descuelga el teléfono y llámame, la consulta es gratuita, y seguramente te saldrá rentable. Si tu caso es ganador, nos asociamos contigo y nos ajustamos a tus circunstancias y necesidades económicas.



A continuación te exponemos algunos de nuestros honorarios aproximados:

Despido: 10%, con un mínimo de 400.-€.
Categoría profesional: 10% con un mínimo de 400.-€.
Acoso laboral: entre 10%-15%, con un mínimo de 500.-€.
Reclamación de cantidad salarial: entre el 10%-15%, con un mínimo de 250.-€ si no hay juicio y 350.-€ si hay juicio. Si son varios trabajadores que desean reclamar, se rebajan los honorarios.
Incapacidad permanente: entre 500.-€ - 900.-€.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal