viernes, 30 de enero de 2015

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

¿Por qué dejar perder pequeñas deudas?
Tal y como están las cosas, la garrama empresarial es continuada. Sin extenderme en el variopinto de irregularidades que puede realizar el empresario, hoy quiero hablar sobre las pequeñas deudas a favor del trabajador que quedan impagadas, especialmente al final de la relación laboral (por despido).

Al tratarse de importes pequeños (hablamos de deudas de 200 € a 1.000 €); el trabajador rehúsa reclamarlas; tal vez porque piensa que le puede salir más caro el arroz que el pollo si contrata a un abogado, o porque encuentran un nuevo trabajo y no tienen tiempo para preocuparse de nimiedades. Por tanto, la deuda queda impagada.

Uno de los problemas socio-laborales característicos del mercado laboral español, es el peso que tiene que aguantar el lomo del trabajador. Cientos de triquiñuelas como impago de horas extra, no respetar los descansos del trabajador, contratos temporales encadenados, un periodo de prueba de 1 año, etc. Si ya has aguantado lo que no está escrito, cuando te despidan no te dejes rematar.



Se paga después de cobrar la deuda
Sinceramente, conozco las dificultades económicas y el empobrecimiento de la sociedad que sufrimos todos. Por lo que a mi respecta, no tengo inconveniente en ayudar a estos trabajadores a conseguir estos importes que pretenden dejar perder. Pueden pactarse unos honorarios de lo más flexible, por ejemplo, para una deuda de 200 €, se cobra y nos repartimos a medias lo obtenido, con el IVA y los gastos incluidos. Si la deuda es de 1.000 €, los honorarios de 300 € IVA incluido.

¿Qué ocurre, dónde está la trampa? ¿Que hoy en día los abogados no tenemos mejores cosas que hacer y trabajamos casi gratis? No se trata de eso, sino que para un abogado cobrar una deuda documentada, es tan fácil como quitarle un caramelo a un niño, (siempre que no sea una deuda controvertida o que el empresario esté quebrado). 

Los abogados que estamos trabajando en el ámbito laboral, lo hacemos como algo rutinario, a mi personalmente me da igual presentar cuatro papeles, ocho, o los que sean, ya que me paso media vida en el SMAC y la otra media en los Juzgados.

Entonces, dada la facilidad con la que puedo realizar este tipo de trámites, por qué dejarlo perder. Sería absurdo. Dicen que peor que perder, es perderlo todo. Por tanto, mejor compartir parte de esa pequeña deuda con un abogado, que dejarla perder íntegramente.


Si trabajas y no tienes tiempo: Don't worry, yo me encargo
Algunos trabajadores tras su despido encuentran un nuevo empleo, y pierden el interés en reclamar esas pequeñas deudas.

A estos trabajadores les pido 30 minutos de su escaso tiempo para que me apoderen (gratis en el SMAC y en el Juzgado, o por una módica cantidad ante notario). A partir de ahí tendré plena libertad para realizar todos los trámites en representación del cliente, sin precisar su presencia física.

Se trata de un servicio ofrecido a aquellos trabajadores activos que no disponen de tiempo para preocuparse por resolver asuntos menores.


Te sacamos el 10% de interés por demora
Además, dado que viene reconocido en el Estatuto de los Trabajadores el interés por demora del pago del salario (o finiquito), también obtendremos el 10% de intereses por demora, al que se refiere el art. 29.3 del citado texto legal. Esto hace que el hecho de esperar unos meses, sea indemnizado de algún modo (a mi parecer insuficientemente).


Más sobre: Reclamación de salarios en Laboroteca.com


Como siempre recordaros que en la cabecera de este blog podéis encontrar mis datos de contacto. Atiendo en Castellón y Valencia.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal