martes, 5 de agosto de 2014

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

Los accidentes de trabajo son un tema para nada deseado en el ámbito de trabajo, por la gravedad que entrañan. Sufrir un accidente de trabajo o una enfermedad profesional puede ocasionar muchos problemas tanto al trabajador como al empresario.

Son muchas las incógnitas que asedian a trabajadores y empresarios cuando tiene lugar un accidente de trabajo. En este artículo intento dilucidar algunas de ellas.


¿Qué es un accidente de trabajo?
Lo primero que debe tenerse claro es saber qué se considera como un accidente de trabajo, una cuestión que por muy clara que parezca, no es moco de pavo.

Algunos supuestos considerados como accidentes de trabajo. 

- Accidentes ocurridos en el lugar de trabajo, y durante el tiempo de trabajo.
- Accidentes ocurridos en desarrollo de las tareas laborales, aunque éstas sean distintas a las que realiza el trabajador habituales.
- Accidentes "in itinere": son los accidentes que ocurren en el camino de ida o vuelta del trabajo, siempre y cuando el trabajador vaya por el camino habitual, sin desviarse para realizar otras tareas o actividades.
- Accidentes en misión de trabajo: son los que ocurren mientras el trabajador está realizando una misión que le ha encomendado el empresario fuera de su puesto de trabajo.

Además de estos cuatro, pueden ser considerados accidentes de trabajo otras situaciones, siempre que no sean supuestos de fuerza mayor, dolo o mala fe del trabajador, o imprudencia temeraria.


¿Quién es el culpable del accidente de trabajo?
Como se acaba de exponer, en los casos que el trabajador haya obrado con mala fe, dolo o imprudencia temeraria, el accidente de trabajo no se considerará como tal, puesto que el culpable es el trabajador accidentado.

No obstante, sí que debe considerarse accidente de trabajo, cuando el trabajo o la tarea que ha causado el accidente, sea realizado habitualmente por el trabajador, de forma que le inspire confianza, aún sin cumplir las exigencias en prevención de riesgos.

Por último, cuando el trabajador obre con cierta imprudencia, pero a su vez, el empresario haya incumplido sus obligaciones en materia de prevención de riesgos, el accidente debe considerarse de trabajo.


Indemnización por accidente de trabajo
La indemnización por accidente de trabajo o enfermedad profesional tendrá lugar cuando se produzcan lesiones, mutilaciones o deformidades, de acuerdo con lo recogido en el baremo de lesiones de carácter definitivo no invalidantes, que a su vez recoge las cuantías de indemnización para multitud de lesiones.

A título de ejemplo, el baremo dispone la cantidad de 2.240 € por la pérdida del pulgar derecho, 2.560 € por la limitación en la movilidad del hombro, 1.210 € por la pérdida del sentido del olfato, y así consecutivamente en todo el listado que aparece en el baremo para el año 2013 que podéis consultar aquí.

Este baremo, que se actualizada cada ciertos años, persistía desde 2005, y fue actualizado en enero de 2013, teniendo en cuenta el comportamiento del IPC durante los años 2005 a 2012. Es previsible que estas cantidades recién actualizadas se mantengan algo más de un lustro.


Incapacidad Permanente
También es posible que debido a un accidente de trabajo, el accidentado sufra una incapacidad permanente, que le impida desarrollar su trabajo en las condiciones que venía haciéndolo, de forma total o parcial, o incluso que le impida desarrollar no sólo su trabajo, sino cualquier otro trabajo.

En este supuesto el trabajador tendrá derecho a solicitar una Incapacidad Permanente. Si quieres solicitar una Incapacidad Permanente, puedes ponerte en contacto conmigo o con cualquiera de nuestros abogados colaboradores en todas las provincias de España.


Prestación económica por Incapacidad Temporal derivada de un accidente de trabajo
Puede que el trabajador accidentado necesite un tiempo para recuperarse del accidente de trabajo y coja la baja médica. Es habitual, que el trabajador reciba mejor prestación económica por un accidente de trabajo o enfermedad profesional, que por un accidente o enfermedad común, salvo que el Convenio Colectivo o un acuerdo de empresa mejoren esas prestaciones.

En una baja laboral (incapacidad temporal) por contingencias comunes el trabajador tiene derecho a cobrar una prestación económica de 0€ durante los tres primeros días, del 60% del salario bruto durante los días 4 a 20, y del 75% a partir del día 21 y hasta su recuperación.

En el caso de accidente o enfermedad profesional el trabajador accidentado tiene derecho al 75% desde el primer día.



Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal