jueves, 17 de julio de 2014

Si tras leer este artículo, necesitas consultarme, llama al telf. 662061250

Concepto de despido objetivo
Cuando el empresario quiere despedir a un trabajador por las causas objetivas, le pagará una indemnización rebajada de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. No obstante, deberá revisarse el despido para comprobar si la causa alegada por el empresario está suficientemente justificada para rebajar la indemnización del trabajador, es decir, si realmente existen pérdidas económicas suficientes, si realmente hay variaciones relevantes en la empresa que justifiquen el despido, etc.

En caso de no estar bien razonado o justificado, el trabajador deberá demandar al empresario por despido improcedente, y de esta forma lograr la indemnización de 45/33 días por año trabajado, con tope de 42/24 mensualidades, lo cual significa una cantidad mucho mayor de dinero por el despido, que la Ley reconoce al trabajador, y que no debe dejarse perder.


Causas
Con las crisis económica muchas empresas se han visto obligadas a reducir plantillas, y continuarán haciéndolo. Sencillamente, el despido objetivo lo practican las empresas que se ajustan el cinturón o se reinventan para no quebrar; así pueden realizar despidos objetivos y despedir a un trabajador, siempre y cuando tengan pérdidas económicas o introduzcan cambios organizativos o en la técnica de producción (lo cual significa despedir a un trabajador y hacer trabajar más a otro), o también si sufren reducciones de pedidos, entre otros motivos.

Estos motivos son los tasados en el Estatuto de los Trabajadores:

- En caso de ineptitud del trabajador cuando esta no se conociera o fuera sobrevenida. Esto no significa que el empresario pueda hacer una valoración y llegar a una decisión arbitraria y caprichosa de calificar al trabajador como inepto y despedirlo. La ineptitud significa la falta de las cualidades suficientes para que el trabajador pueda desarrollar su puesto de trabajo, por ejemplo, un conductor que haya perdido el carnet de conducir por una sanción de tráfico.

- Cuando el trabajador no consigue adaptarse a las modificaciones técnicas, cuando esta falta de adaptación sea razonable e impida el buen desarrollo de sus labores. Además, antes de proceder al despido, el empresario deberá ofrecer un curso al trabajador para adaptarse.

- En caso de absentismo, por faltas de asistencia al trabajo, aun cuando están justificadas, si superan el 20% en dos meses consecutivos o el 25% en doce meses consecutivos. Esta norma significa que pueden despedirte por tener una enfermedad crónica e ir mucho al médico.

- En las entidades sin ánimo de lucro, como por ejemplo, la Cruz Roja Española, cuando se supriman la subvenciones que reciben para contratar personal.


Pérdidas en la empresa
Las pérdidas en la empresa suelen ser la causa más alegada por el empresario para realizar despidos objetivos. Estas perdidas son realmente una 'situación económica negativa' lo cual no significa que la empresa haya facturado menos durante dos meses consecutivos. Para advertir si existe o no existe una situación económica negativa hay que ver los documentos contables (balance, cuenta de pérdidas y ganancias, o lo que proceda) y a partir de esa información se observan pérdidas, de acuerdo al siguiente criterio: tres trimestres consecutivos de pérdidas en comparación con los mismos trimestres del ejercicio (año) anterior. Es decir, el segundo trimestre solo puede compararse con el segundo trimestre del año anterior.

Por ese motivo, muchos despidos objetivos por causas económicas son improcedentes, es decir, el empresario está pagando una indemnización de menos del 50% de lo que por derecho corresponde al trabajador. Por tanto, el procedimiento para combatir esto, será demandar a la empresa.



Proceso para demandar a la empresa
Cuando en despido objetivo sea improcedente, si el trabajador quiere recuperar la indemnización que el empresario no quiere pagarle, debe demandar. Para ello tiene un plazo de 20 días hábiles desde el despido efectivo.

Demandar no significa necesariamente llegar a juicio, el trabajador puede llegar a un acuerdo con la empresa en cualquier momento anterior al juicio, y desistir del mismo por satisfacción extrajudicial.

De hecho, existen dos trámites procesales que permiten negociar a la empresa y el trabajador, el SMAC y la conciliación que se intenta ante el Secretario Judicial el mismo día del juicio, como última oportunidad para llegar a un acuerdo sin necesidad de intervención judicial.

Deja un comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Laboral en Castellón - Profesionales en la defensa de tus derechos - Aviso Legal